"Es preciso que nos ocupemos del niño pequeño con amor, con paciencia. Hemos de enseñarle tantas cosas, cosas que solo puede aprender de nosotros (...). Pero resulta inútil y hasta desventajoso enseñarle (...), cosas que él puede aprender por sí mismo, por su propia iniciativa, con una mejor calidad, mediante tentativas cargadas de alegría y seguridad", Emmi Pikler.

© Proudly created with Wix.com