¡Bienvenidos a Rünkün! (1)

November 17, 2016

 ¡Bienvenidos a Rünkün!

 

Hay un dicho muy antiguo, sabio y calentito que nos acompaña hace un tiempo en mi familia: Sin prisa, sin pausa.  Me sirve para vivir, para detenerme y mirar (me). Me  hace sentido para criar. Sin apuros innecesarios, respetando sus ritmos y los míos y, a la vez, activa y en contacto con lo vital. A veces puedo, muchas otras no. 

 

La búsqueda comenzó hace años, antes de tener a mi primer hijo. Ya en la Universidad, en mis primeras prácticas como psicóloga clínica, tendía a observar los cuerpos. Siempre tratando de respetar lo que esos pequeños cuerpos buscaban, hacia donde iban. Y comencé a leer, a formarme  y luego, muy de a poco, a entender.  El concepto de continuum, la confianza en el niño, la autorregulación infantil, la psicomotricidad libre.

 

El permitir el  movimiento libre del mamífero humano es vital para el devenir humano. Las palabras confianza, respeto y amor están tan manoseadas y sobre usadas actualmente, que por momentos se pierde su significado genuino. Pienso que amar es aceptar, aceptar al otro y acompañar su desarrollo, su crecimiento. Confiar es creer en la sabiduría interna de tu bebé, de tu niño y respetar es ver al otro, permitirle ser y permitirnos ser a nosotras mismas también, sabiendo que siempre estamos modelando con nuestra presencia, con nuestras palabras y, sobre todo, con nuestro lenguaje no verbal.

 

La psicomotricidad libre no se trata de seguir ciertas posturas o no posturas que dicen “los especialistas”, no es simplemente olvidarte del andador y otros juguetes clásicos de siempre. Tampoco se  trata de “abandonar” a tu bebé y que él se mueva como quiera y  donde quiera sin ninguna estructura que lo contenga. Tanto énfasis pone la pediatra húngara Emmi Pikler, prepulsora de esta mirada, en el movimiento libre, como en la importancia de los cuidados básicos cotidianos, en la contención a la hora de bañar, dar el pecho o la mamadera, en fin, en estar realmente con el bebé o el niño en esos momentos.

 

Así, creo firmemente que la mirada de psicomotricidad libre en la crianza es una expresión  genuina de amor, respeto y confianza hacia el niño. Es permitirle su búsqueda. Desde ahí surge RÜNKÜN.  Bienvenidos.

 

Ignacia Eyzaguirre

Psicóloga

Socia Fundadora Rünkün

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© Proudly created with Wix.com