Asesorías

El espacio de juego de niños y niñas dentro de sus hogares, es una necesidad vital, tanto o más, como para nosotros los adultos es un living o un espacio para descansar.

 

La Dra. Emmi Pikler pudo observar y constatar que cuando se generan las condiciones del ambiente para que el niño pueda desplegar su juego, la actividad autónoma del niño y la niña, se enriquece y fortalece. 

Crear espacios de juego oportunos dentro del hogar, con objetos o juguetes adecuados, permite desarrollar una relación de “pertinencia” entre el estado de maduración del niño y la niña y su ambiente cotidiano. 

 

Muchos autores, estudiosos de las teorías de aprendizaje, señalan que el ambiente es un tercer educador, es decir, un ambiente tiene un sentido vinculante, que permite, favorece e invita a que el niño y la niña pequeña pueda desplegarse y crear a través del juego. 


Los y las invito a observar sus espacios dentro de la casa, conocer los juguetes que tienen sus hijos e hijas y ver juntos, cómo poder establecer una relación de pertinencia que favorezca el aprendizaje y desarrollo del bebé, el niño y la niña en su “Espacio propio de juego”, como diría Emmi Pikler. 

Emmi Pikler_edited_edited.jpg